Entramos en la capital de Portugal con esta guía de Lisboa. De repente, el tiempo se para  todo pasa muy despacio en esta maravillosa ciudad. Las guías de poco sirven en una ciudad que sorprende a cada paso que das en ella ,pero vamos a intentar que no te pierdas nada de esta ciudad.

Camina o toma el clásico tranvía para vivir Lisboa en la superficie,pero te recomiendo  que te des alguna que otra vuelta en metro pues es un verdadero museo.

Lisboa vive de sus barrios. Vive en esas calles estrechas empedradas con la ropa colgando en los balcones de Alfama, el barrio más antiguo, el más enraizado a la ciudad original y el que disfrutar desde los ‘miradoiros’ de Santa Lucía o Portas do Sol.

Que ver en esta maravillosa ciudad.

MONASTERIO DE LOS JERÓNIMOS

El notable Monasterio de los Jerónimos de Lisboa es uno de los monumentos más llamativos y auténticos de la ciudad que no debes de perderte en tu guía de Lisboa.

Dispone de  esculturas y motivos relacionados con el arduo mundo de la navegación y el mar en todas sus expresiones. Se pueden encontrar en el claustro los diferentes cuartos que dieron vida a un momento histórico de Portugal, el comedor de los monjes, que es una grandiosa sala para despertar la imaginación con un soleado  claustro que recibe el azul más azul del cielo portugués y el contraste de los mármoles que dan vida a la sala.

A veces se hacen recitales en el interior del Monasterio. Si tuvieses la oportunidad de asistir a un concierto en este lugar, no dejes de hacerlo, es una excelente forma de completar el claustro.

TORRE DE BELÉM

La Torre de Belém es patrimonio de la humanidad y uno de los principales atractivos que ver en en barrio lisboeta de Belém.

Fue construida en las entradas del río Tajo en 1.515 como una fortaleza para proteger la entrada al Puerto de Lisboa a través del río. Tiene piedra trabajada con motivos sobre los descubrimientos, acompañados por una cadena de cruces católicas.

La Torre también marcaba el punto de partida de muchas de las expediciones descubridoras hacia las Indias, Asia, África y América.

La Torre posee esculturas de San Vicente (patrón de Lisboa) ,dispone de  una escultura de la patrona de los viajes y otra escultura muy particular es la de unos rinocerontes que dicen haber inspirado a Durero en su obra el Rinoceronte de Durero.

ELEVADOR DE SANTA JUSTA

El elevador, uno de los pocos monumentos de la Era Industrial en la ciudad fue convertido en un monumento nacional. Conecta la Rua Do Ouro con la plaza de la Igreja Do Carmo.

El viaducto de 15 metros de altura fue reabierto en 2006 después de varios años de trabajo en la zona. En el piso superior tiene un café que ofrece una vista de 360 grados sobre la ciudad.

Es de los pocos elementos góticos que quedan en la ciudad.

Para subir al Elevador de Santa Justa en Lisboa existen varias opciones:

Comprar el ticket en la taquilla al pie del elevador por 5,00€ con dos viajes y acceso al mirador incluido.
Usando el crédito de las tarjetas de transporte Lisboa Viva, 7Colinas o Viva Viagem
Gratis para portadores de la Lisboa Card.

CASTILLO DE SAN JORGE

El Castillo de San Jorge (Castelo de de São Jorge) es otro de los más emblemáticos , por estar en el tope de la colina del centro histórico (muy cerca de la Baixa), sus maravillosas vistas sobre el Río Tajo y su excelente conservación.

El edificio en sí mismo cuenta la historia de Lisboa y Portugal en un sólo sitio y es uno de los castillos más importantes de Portugal. Y sin duda, uno de los puntos de interés más importantes de la capital.

Esta colina fue fortificada a la  llegada de los romanos, y reforzada varias veces, tanto por los Moros y Visigodos.

El primer Rey  Afonso Henriques,es el más representativo del Castillo,quedando en su interior una estatua en la entrada del mismo suya.

PARQUE DE LAS NACIONES

El Parque das Nações se caracteriza por una arquitectura inspirada en temas marítimos y marinos, con una línea arquitectónica marcada por las cúpulas de la Estación de Oriente, levantada por el  Arquitecto Santiago Calatrava.

Lo que puedes visitar es  el Oceanário de Lisboa, el Shopping Center Centro Comercial Vasco Da Gama, el Pavilhão Atlántico lugar de conciertos, la FIL o Feira Internacional de Lisboa.

Es un gran complejo donde se hacen Ferias y tradeshows a lo largo del año.

El Pavilhão do Conhecimento que es un museo de ciencia y tecnología,pero también podrás contemplar un teleférico para los que quiera apreciar toda el área desde el aire y la Torre Vasco Da Gama, uno de los edificios más alto de Lisboa.

Te recomiendo hacer el paseo en bici hacia el puente Vasco Da Gama, que es uno de los más largos del mundo, con 17,2 Kilómetros de extensión.

El Parque Das Nações también tiene una moderna Marina tiene amarraderos para hasta 600 embarcaciones, un lugar exclusivo para eventos y un embarcadero.

FEIRA DA LABRA

La “Feira da Ladra“, que en castellano es algo como “mercadillo de la ladrona” es un rastro a la mejor usanza europea. Tal como los famosos mercados Portobello Market de Londres o Marché aux Puces en París, éste mercadillo ofrece un amplio rango de interesantes artículos que van desde cámaras antiguas que datan de por lo menos hace medio siglo, a muebles usados, pasando por lámparas kitsch, a colecciones de discos de vinilo  o música autóctona portuguesa, entre un millón de otras cosas.

La Feira da Ladra es una parada obligada para aquellos que buscan ver lo más autóctono de la ciudad.

La Feira da Ladra se hace todos los martes y sábados desde tempranas horas. Si hay buen tiempo, es muy factible que el mercado dure hasta bien entradas las 16. Y se hace en los alrededores del Panteón Nacional de Santa Engrácia

En los alrededores, te recomendamos que visites el Parque Clara Clara, también conocido (y como lo verás en el mapa) como Jardim Botto Machado. Y el Centro de Artes culinarias que funciona junto a la entrada del parque, donde puedes comprar productos biológicos o gourmet portugueses.

MIRADORES DE LISBOA

Los miradores de Lisboa son parte esencial del encanto de la ciudad, por lo que visitar unos 3 o 4 de ellos es una obligación para el turista de a pie.

Mirador de Graça

Uno de los predilectos de los visitantes de esta guía de Lisboa. Tiene un quiosco que sirve tapas, cafés, cañas y licores de todo tipo. El tranvía 28 pasa justo al lado.

Mirador de Penha de França


Es un pequeño mirador en las proximidades de la línea verde del Metro (estaciones Anjos y Arroios) que no es tan turístico, aunque proporciona una hermosa vista panorámica sobre la ciudad.

Mirador da Senhora do Monte


Frente a la capilla del mismo nombre, este mirador es muy agradable e ideal para pequeños picnics. Es uno de los más grandes y está ubicado en Graça. Su vista descubre el Río Tajo, el Castillo São Jorge, Baixa, Bairro Alto, la sierra del Parque Florestal Monsanto y el valle urbano donde está la avenida Almirante Reis.

Mirador de Santa Catarina


También conocido como “Adamastor“, es uno de los puntos de encuentro preferidos por los lisboetas. Es normal que se llene de gente, sobre todo jóvenes, pero por su amplitud no nos sentiremos ahogados. Tiene un kiosko en el centro y un café bar a la derecha.

Mirador de Santa Luzia

Uno de los más hermosos de la ciudad, con una vista soberbia sobre los callejones de Alfama y el Río Tejo. En los azulejos podemos ver representaciones del terremoto de 1755 y el ataque cristiano al Castillo de São Jorge.

Mirador de Santo Estêvão


Justo al pie de la Iglesia de Santo Estevão (clasificada como Monumento Nacional). El Mirador es por lo general un sitio solitario donde los más castizos deambulan por las noches para ver una de las vistas más privilegiadas y tranquilas del corazón de la ciudad.

Mirador de São Pedro de Alcântara


Al lado del jardín del mismo nombre está ubicado entre Bairro Alto y Príncipe Real. Es bastante amplio, tiene dos quioscos-bar, bancos para sentarse, y una vista encantadora desde donde se divisa el castillo de Lisboa, toda la zona baja de la ciudad y parte del río y del puente Vasco Da Gama. Suele haber siempre música y durante el verano hay actos nocturnos que incluyen bandas en vivo, y otras actuaciones para grandes y chicos.

Mirador del Castelo de S. Jorge


El Castillo de São Jorge ya es, por si mismo, una visita obligada en tu guía de Lisboa. Pero el mirador dentro de sus murallas es lo que le da el valor agregado a esta visita. Dentro de uno de los viejos cañones apuntados al Tajo está una de las vistas más privilegiadas y únicas de la ciudad.

Mirador del Parque Eduardo VII


El Parque Eduardo VII es un enorme espacio verde en el centro de Lisboa. En su cima, en el mirador, al visitante le es brindada una bella vista cargada de significado, además de la bajada del telón verde del jardín a nuestros pies, podemos ver la estatua de Marqués de Pombal y muy al fondo el río Tejo. Cerca está también el Jardim Amália Rodrigues que posee un lago artificial y más vistas envidiables.

Mirador de las “Portas do Sol”


Un mirador absolutamente fantástico! Con una vista de otro mundo hacia el Tejo, Alfama y barrios cercanos, este punto de referencia del panorama lisboeta es accesible fácilmente desde el tranvía o en un corto paseo caminando desde la Catedral da Sé de Lisboa.

Mirador del arco de la Rua Augusta

Tomas un ascensor en el Arco de la Rua Augusta que te permitirá acceder a un mirador ubicado en la parte superior del arco, con una vista increíble sobre el centro de la ciudad y el río Tajo.

 

RESTAURANTES DE LISBOA

Belcanto

Largo de Sao Carlos, 10 | Chiado, Lisboa 1200-410, Portugal tfno+351 21 342 0607

Sin lugar a duda el mejor restaurante que conozco en todo Portugal. Situado en una de las zonas más bonitas de Lisboa (Chiado-Barrio Alto). Comida excelente, con platos sorprendentes en diseño y elaboración. Tiene varias opciones de menú degustación. Todos los platos muy buenos. En mi opinión el chef JOSÉ AVILLEZ,es el cocinero más sorprendente y creativo de Portugal. Buena selección de vinos. Servicio muy bueno. Precios acorde con la categoría.

Clube de Jornalistas

Rua das Trinas 129, Lisboa 1200-857, Portugal  tfno.+351 21 397 7138

Cocina con cariño, nada de lujos, pero platos muy cuidados. Este restaurante se ubica en una casa, donde los comedores son las distintas estancias,con una decoración muy agradable. Ideal para una cena en pareja, huyendo de lo convencional. Todos los platos excepcionales sin ninguna duda.A parte del recibimiento que tendrás con un buen vino espumoso, cuando finalices la comida te darán un pequeño detalle.Esto propicia que no sólo disfrutes comiendo, el acto de salir a cenar se disfruta desde que entras por la puerta hasta que sales por ella.

Cervejaria Ramiro

Avenida Almirante Reis 1, Intendente, 1100 | 1150-007, Lisboa, Portugal

Si quereis probar un buen marisco, sin duda, este es tu sitio. El marisco tiene bastante calidad y el precio que tiene aquí es más que razonable.No se hacen reservas, tu vas y haces cola hasta que tengas sitio,pero desde luego merece la pena hacer cola..Te recomiendo unas gambas al ajillo, dos gambas grandes rojas y una langosta, acompañado por un buen vino blanco. 100% te encantara dado que tiene uno de los mejores mariscos de Portugal.Es un sitio ruidoso y no tiene nada que ver con un buen restaurante.

Casa Pasteis De Belem

Rua de Belem, 84-92, Lisboa 1300-085, Portugal

No nos podemos marchar de Lisboa sin probar los maravillosos pastéis de Belé  para regalo o para uno mismo, vale la pena esperar las largas colas para ello.
Y si además tienes la posibilidad de tomarte dentro un café con uno de esos dulces vais a salir encantados .
Recomiendo darse un paseo por su interior donde podrás ver cómo se hacen estas deliciosos dulces, su decoración esta muy cuidada y se nota que es un lugar de continua visita de turistas, si tenéis posibilidad id a sus aseos, a mi su decoración me gusto mucho.

Si necesitas que te ayude a buscar tu mejor viaje o que te ayude un poco con el no dudes en contactarme ,hasta pronto viajeros.