Esta segunda parte de la guía de Brasil II ,contiene los lugares que visitar en la otra zona de la isla,sin olvidarnos lugares maravilloso que visitar,empezamos:

GRAMADO Y CANELA

No todo en esta guía de Brasil  es playa también es montaña y aquí vamos a verlo,mostrando los lugares más importantes.

Estas dos ciudades se ubican entre valles, bosques, cascadas y montañas, a solamente 120 kilómetros de Porto Alegre. La distancia de apenas 8 kilómetros entre ellas hace que se las tome como un único polo turístico: los visitantes suelen hospedarse en una de ellas y hacer tours y excursiones en la otra. Además, ambas comparten un mismo y maravilloso marco natural, lleno de aventuras y actividades para los que aman el ecoturismo y la adrenalina.

Gran parte de su encanto proviene de su estilo de típica colonia europea, con pintoresca arquitectura montañesa y tradiciones culturales y gastronómicas bien diferentes a lo que estamos acostumbrados. Son ciudades con excelente infraestructura turística, pero sin el bullicio frenético de las grandes metrópolis. En definitiva, lugares para descansar y alejarse de todo, sin renunciar a las comodidades de hoteles, restaurantes, cafés, museos y tiendas.

Al contrario de los destinos brasileños más conocidos, la temporada alta en Gramado y Canela tiene lugar en los meses más fríos, de abril a setiembre. Los brasileños que viven en las regiones calurosas adoran las temperaturas frescas del sur, y por eso el invierno es el mes preferido de los turistas para visitar la sierra, cuando ambas localidades toman todo su encanto de villas montañesas.

El Valle del Quilombo, los viñedos de Caxias do Sul, el cañón de Itaimbezinho, el Lago Negro, la Cascada del Caracol, el Parque da Ferradura y la Floresta Encantada son algunos de los sitios que no puedes perderte al viajar a Gramado y Canela. Si tienes la posibilidad, no dudes en alquilar un coche y recorrer todos estos caminos panorámicos. Pero si prefieres la orientación de guías expertos, encontrarás muchos operadores de ecoturismo y aventura que te harán descubrir los rincones más asombrosos de la sierra.

Valle del Quilombo

El mirador del Valle do Quilombo, ubicado sobre la Avenida das Hortênsias es uno de los primeros sitios que tienes que visitar cuando llegues a Gramado. El acceso es libre y la postal que se despliega ante el espectador hace que valga la pena la visita. A 850 metros sobre el nivel del mar, podrás disfrutar de toda la naturaleza y el paisaje que rodea Gramado.

Viñedos de Caxias do Sul

Desde esta localidad podemos realizar una de las visitas más bonitas hacia la Serra Gaúcha .

Comenzamos en Caxias do Sul, que es una ciudad grande y despersonalizada, cuyo centro quizás no nos interese demasiado recorrer, dependiendo si deseamos centrarnos en el aspecto cultural o paisajístico. Si nos interesa más el aspecto paisajístico y gastronómico podemos dejar de lado la entrada a Caxias do Sul y dirigirnos directamente hacia Farroupilha. Por el camino encontraremos algunas opciones de rutas recomendables que nos permitirán descubrir los encantos naturales de la región y la gastronomía típica, así como lugares y edificios relacionados con la época de la colonización. Todo esto en las rutas de los Caminos de la Colonia, la Carretera del Inmigrante y el camino hacia Ana Rech.

Cañón de Itaimbezinho

Para poder observarlo hay tres formas de hacerlo pero te llevara aproximadamente 3 horas el verlo,es muy recomendable ir a primeras horas de la mañana dado que luego sube la niebla y ya es difícil verlo con todo su esplendor.

Vertex recorrido: fácil sendero donde se podía ver la parte superior de la barranca Itaimbezinho (vértice). Durante el camino ofrece hasta el Velo de la Novia y golondrinas cascadas cayendo desde una altura de 700 metros, hacia el fondo del cañón, pero termina convirtiéndose en la niebla antes de llegar a ella. El sendero recorre 1,4 kilometros en los bordes de la barranca. Dificultad Baja.

Codo Trail: Andar por la carretera hasta un mirador donde se puede ver la inmensidad de las paredes del cañón Itaimbezinho alcanzan 720 metros de profundidad. La ruta es fácil de acceder con 6,3 km (ida y vuelta) y tarda alrededor de 3 horas en realizarlo. Abre sólo hasta las 15h. Dificultad Baja.

Indian Canyon Crowthorne: Un corto sendero lleva al borde de la barranca donde se puede contemplar el cráter adornada por una cascada gigantesca. También se goza de una vista privilegiada de los recortes de la montaña, el Campestre Hill a la llanura costera. Dificultad muy baja.

Lago Negro

El Lago Negro es una piscina artificial rodeada de árboles traídos de la Selva Negra Alemana . Se puede alquilar un botecito a pedales para recorrer el Lago,tiene patos y otros animales ,hay un restaurante muy bueno en la zona para comer.

Cascada del Caracol

Esta cascada dispone de un  imponente salto de agua de 130 metros de altura que surge entre la vegetación. Está formada por la ribera, cuyas curvas recuerdan el diseño del caparazón de un caracol, de allí su nombre. Otro atractivo es la pared de piedra que lleva hasta la caída, lo cual requiere una excelente condición física para el acceso. El parque está a  9 kilómetros de Canela.

Para observar la cascada, el visitante cuenta con un mirador, un enorme balcón que asoma sobre la caída y permite disfrutar plenamente del espectáculo de la caída de agua. La cascada es de un tamaño bastante imponente.

Parque da Ferradura

Está enclavado en un cañón de unos 420 metros de profundidad, por el que discurre el RIO CAI, con la particularidad que, cómo su nombre lo indica, toma la forma de una herradura .

Para llegar al parque hay que continuar por la misma carretera que va a Caracol, pero desde Caracol hasta la llegada se acaba el asfalto y empieza la piedra,con lo cual es un poco más complicado el acceso,por eso no es tan turístico. Te llevara casi todo el día recorrerlo ,te recomiendo que vayas con mucho cuidado y puedas ver el río y la cascada  del cazador y el arroyo.

SAO PAULO

No nos demos olvidar den esta guía de brasil II de São Paulo, Cuando llegamos a esta ciudad tenemos la impresión de llegar a una metrópolis de alto vuelo, sus rascacielos, las avenidas anchísimas, nos dan la pauta de que en esta ciudad puede suceder de todo. Y así es, ya que es el centro económico y cultural de Brasil, así como su mayor nivel industrial. Dejarse seducir por el turismo en São Paulo y los encantos de esta ciudad multicultural es toda una aventura que merece la pena disfrutar.

Se requieren de muchos días para conocer los principales sitios turísticos que esta ciudad increíble tiene para ofrecer, pero si queremos realmente conocerla a fondo, entonces debemos disponer de unas largas vacaciones, porque São Paulo no se agota fácilmente.

En este post haremos una pequeña recorrido por los principales sitios culturales de esta urbe , pues deberíamos extendernos demasiado para abarcarlos todos.

Pinacoteca do Estado

Si deseas conocer el arte brasilero de los siglos XIX y XX, encontrarás una excelente muestra. La pinacoteca cuenta con un restaurante que tiene vistas  sobre el Parque de la Luz, para pasar un momento más que bueno mientras comes. Puedes aprovechar y recorrer los increíbles rincones verdes del parque después.

Museo de Arte de São Paulo

El museo se encuentra en la Avenida Paulista, principal arteria de la ciudad,este museo debió trasladar su sede debido al imponente interior con que cuenta. Tanto desde el punto de vista del patrimonio que alberga, como desde el punto de vista arquitectónico, es uno de los principales museos de Brasil. En una superficie de casi diez mil metros cuadrados, dispone de espacios para muestras permanentes y temporales. En su interior se encuentra la pinacoteca, la videoteca, la fototeca, que contienen algunas de las obras fundamentales del arte de todo el mundo. En sus salas podemos disfrutar de muestras de pintura europea, lationamericana, asiática y sus principales exponentes. También cuenta con una tienda de regalos, dos auditorios y un restaurante.

Jardín Botánico

Este espacio verde constituye uno de los núcleos arbolados más importantes de São Paulo. Podemos encontrar especies nativas de todo Brasil, junto con especies exóticas y de otras regiones, en un verdadero muestrario de la flora universal. Un espacio especial para encontrarse con la naturaleza sin alejarnos del ajetreo de la vida urbana. El Jardín impresiona por las dimensiones de su vegetación y por el intenso colorido que contiene en todas las gamas del verde.

Mercado Municipal

Con su hermosa arquitectura neoclásica, el mercado se eleva como una gigantesca feria, donde podemos encontrar la mayor variedad de frutas y verduras de brasil, presentadas de una manera tan atractiva que se hace agua la boca al verlas. También podemos adquirir carnes, frutos secos y todo lo necesario para preparar una comida típica.

Instituto Butantan

El Butantan es el instituto de investigación antiofídica de Brasil. En este lugar se produce una gran variedad de sueros antiofídicos que surten a una buena parte del mundo. Entre sus importantes especies  cuenta más de 60 serpientes propias del Brasil, que se suman a una enorme colección de serpientes provenientes de todos los rincones del planeta. Además de las investigaciones con ofidios, también se encarga de investigar otras criaturas ponzoñosas, como arañas, escorpiones. En sus instalaciones se encuentra el Hospital Vital Brasil, siempre abierto para atender gratuitamente a toda persona que presente picaduras de insectos venenosos. Es muy disfrutable su serpentario y el parque, pero el punto culminante sin lugar a dudas, es la exhibición de manipulación de serpientes, a cargo de los científicos del instituto. Un momento lleno de adrenalina que te permitirá ver y tocar a las serpientes más peligrosas del planeta.

Parque Zoológico de São Paulo

Con más de 3.000 especies distintas de animales, el Zoológico de São Paulo es el quinto zoológico más grande  del mundo y cuenta con una superficie que supera los 900.000 metros cuadrados, con vegetación de bosque atlántico, donde se insertan los habitáculos de los animales. Aquí podemos observar a los animales, casi como si estuvieran en su hábitat natural. Una experiencia emocionante de contacto con la naturaleza que no se pueden perder, sobre todo quienes viajen con niños, los que podrán observar en directo animales de todas partes del mundo, incluido un raro tigre blanco. El  jardín botánico que podemos recorrer es simplemente impresionante.. También cuenta con restaurantes, guardería, cafeterías, tiendas y estacionamiento. Si quieren recorrerlo todo, aunque sea superficialmente, necesitarán un día completo.

BELO HORIZONTE

En esta guía de Brasil II tampoco nos podemos olvidar de el hermoso paisaje accidentado de la Serra do Curral,que  fue el elegido por el gobierno brasileño para establecer la primera ciudad planificada de Brasil a fines del siglo XIX.

Caracterizada por esa mezcla perfecta entre tradición y modernidad, Belo Horizonte es hoy una de las mayores metrópolis del país y uno de sus destinos más fascinantes del Brasil en su interior. Es también una de las ciudades con mejor calidad de vida en América Latina, donde la cultura se respira a cada paso. Parques limpios, edificios contemporáneos, tesoros históricos, compras y gastronomía sofisticada y la mayor cantidad de bares por cabeza en todo el país, esta polifacética ciudad sorprende a cada paso vamos a descubrirla.

Principales sitios que visitar en Belo Horizonte

Parque Ecológico de Pampulha

Una increíble área verde construida en una isla artificial de la Laguna de Pampulha. Este moderno diseño de paisajismo y los edificios de arquitectura vanguardista  son casi un emblema de la ciudad.Entre ellos, la bellísima Iglesia de San Francisco de Asís, pionera en la arquitectura moderna, pintada por Candido Portinari.

Praça do Papa

Su nombre oficial es “Plaza Israel Pinheiro”, pero se la rebautizó popularmente tras la célebre visita del Papa Juan Pablo II en los años ochenta. La presencia papal también dio origen a los diversos monumentos religiosos allí instalados ahora. Pero lo más fascinante de este lugar es la vista: desde sus 1100 metros de altura se aprecia un panorama incomparable de Belo Horizonte, que le da toda la razón al nombre de la ciudad.

Palacio das Artes

Complejo artístico y cultural de vanguardia, con fantásticas salas de exposiciones, galerías de artes plásticas y multimedia, cine y teatros. Se ubica en los jardines del Parque Municipal.

Parque das Mangabeiras

Uno de los parques urbanos más grandes de Sudamérica y el mayor de toda la  ciudad, con casi 350 hectáreas. Se localiza entre las Sierras do Curral y cumple una importante función de preservación ecológica de la zona.

Praça da Liberdade

Es la principal plaza del bohemio e histórico barrio de Savassi, un lugar muy juvenil lleno de cultura, música y gastronomía. La “Plaza de la Libertad” fue construida durante la edificación de Belo en 1895, y concentra a su alrededor los distintos estilos arquitectónicos que fueron marcando la urbanización de la ciudad. Estos edificios históricos y los centros de cultura que rodean la plaza integran el interesante “Circuito Cultural Praça da Liberdade”.

Praça da Estação

Se la llama así por estar frente a la antigua estación de trenes, por donde llegaban los materiales usados para construir la ciudad. Su nombre oficial es Plaza Rui Barbosa, y alberga lindas fuentes, estatuas de mármol y monumentos. Es el principal punto de los encuentros populares.

Mercado Central

El lugar por excelencia para experimentar la cultura mineira en forma vívida, a través de aromas, colores y sabores. Todos los rubros de la producción local están representados en los 400 locales del Mercado: alimentos, bebidas, joyas, artesanías… Es además un referente en el comercio de toda la ciudad.

Excursiones de historia y aventura

Desde Belo Horizonte es posible hacer excursiones increíbles por las tierras mineiras. No te pierdas un paseo de fin de semana a las ciudades coloniales que integraron el Circuito del Oro: Ouro Preto, Ouro Branco, Diamantina, Mariana, Tiradentes, João Monlevade. También hay paseos de aventura y ecoturismo, el Parque Natural do Caraça, en el municipio Catas Altas; o el Parque Nacional de la Serra do Cipó, a solo 100 kilómetros de la capital.

MACEIO

Maceió combina los atractivos de una moderna capital nordestina con la belleza única de sus playas tropicales. El panorama de su línea costera es todo un espectáculo: océano claro, arena blanca, impecables rascacielos, naturaleza verde y un cielo veraniego todos los meses del año. Hay mucho para disfrutar y ver en la capital de Alagoas. Playa, ecoturismo, deportes náuticos, vida nocturna, historia, cultura y una atmósfera bien relajada se fusionan en un destino lleno de sorpresas ,sin duda un lugar que no se puede olvidar en nuestra guía de Brasil II.

Las playas

Toda la ciudad está rodeada de playas increíbles, así que no tendrás dificultad en encontrar un lindo lugar para descansar junto al mar. Hay varias playas diferentes, desde las más populares y céntricas hasta las más serenas y alejadas.

Pajuçara, Ponta Verde y Sete Coqueiros, en pleno centro, están entre las playas urbanas más bonitas de todo Brasil. El atardecer más bonito se vive en la Praia da Avenida da Paz. Pontal da Barra y Francés son grandes playas para el surf, mientras que Jatiúca y Cruz das Almas tienen una configuración  más tranquila aunque con muy buena infraestructura.

Piscinas naturales de Pajuçara

Desde la preciosa playa Pajuçara salen jangadas y otras pequeñas embarcaciones que recorren los dos kilómetros hasta las piscinas naturales formadas entre arrecifes cercanos. Ideales para el esnórquel y los baños relajantes, las piscinas suelen ser muy visitadas los días de marea baja. Incluso hay servicios de bar flotante para disfrutar un trago entre los corales y peces multicolores.

Barrio histórico

Tras la  línea costera de la ciudad se resguarda el encantador casco histórico, lleno de casonas antiguas y edificios emblemáticos sobre las callecitas de piedra. Este barrio colonial (ubicado en la zona de Jaraguá) es uno de los paseos preferidos durante el día (hay interesantes lugares como el Museo de la Imagen y la Asociación Comercial) y por la noche, cuando las luces encienden la magia en bares y restaurantes muy frecuentados por los más jóvenes.

Museo Théo Brandão

Un restaurado edificio colonial frente al mar funciona como uno de los mejores museos de la ciudad, dedicado a la historia y la cultura popular de Maceió. Incluye grabaciones musicales, filmes, artistas plásticos locales, artesanías regionales y una colección de creaciones usadas en las fiestas tradicionales. Este Museo de Antropología y Folclore se localiza en la Avenida da Paz 1460. Algunas noches hay actuaciones de grupos de danzas folclóricas.

Gastronomía y vida nocturna

La noche tiene varios puntos de encuentro en Maceió. Locales y turistas invaden los bares y restaurantes, aprovechando el clima nocturno fresco para salir a comer y divertirse. Además del histórico Jaraguá, los lugares con mayor movida nocturna son Stela Maris, Jatiúca, Ponta Verde y Pajuçara, con opciones que van desde sofisticados restaurantes hasta discos para bailar hasta que amanece.

Catedral Metropolitana

Es principal templo de Maceió (también llamada Parroquia de Nossa Senhora dos Prazeres) es una de las iglesias más importantes de Alagoas. El edificio es cautivante por su arquitectura ecléctica, sus altas torres y sus elegantes altares. Se ubica en la Plaza D. Pedro II, emperador que fundó la Catedral.

Lagunas Manguaba y Mundaú

Manguaba y Mundaú son las lagunas más grandes del estado, ideales para tranquilos paseos en barco recorriendo las islas que se forman en esta región de estuario. En la Laguna Mundaú se localiza el famoso archipiélago Nove Ilhas, de gran belleza natural. Ambas lagunas son un escenario privilegiado para bucear, gracias a la cantidad de especies acuáticas que allí viven. Se sitúan en el municipio Marechal Meodoro, al sur de Maceió.

MORRO DE SAO PAULO

Preciosa aldea playera en una isla plagada de belleza natural, Morro de São Paulo es uno de los destinos más encantadores del estado de Bahía, a tan solo 60 kilómetros de Salvador. La geografía ha bendecido este rincón con increíbles colinas cubiertas de vegetación tropical, aguas oceánicas de un verde cristalino y abundantes arrecifes de coral.Una villa preciosa para esta guía de Brasil II.

Aunque Morro de São Paulo es solo una localidad en la Ilha de Tinharé, se conoce con este nombre a toda la isla, ya que es la fascinante base de operaciones para salir en expediciones ecológicas, disfrutar deportes acuáticos o simplemente pasear por las increíbles playas. Pese a su predominante serenidad, Morro de São Paulo es un buen destino para los que buscan diversión nocturna hasta que salga el sol y ya sea hora de volver a disfrutar del mar y del relax.

Playas increíbles

La isla Tinharé está compuesta por pequeñas y accidentadas playas, bahías y piscinas naturales donde la variedad de paisajes es tan amplia como su preciosa belleza. No hay una playa igual a otra, pero una cosa se mantiene: la panorámica deslumbrante. Lo ideal es descubrirlos todos, visitando una playa o varias cada día.

Las playas con más acción son la Primera Playa, en el puerto, llena de posadas y bares , con muchas opciones deportivas. La preferida de los jóvenes es la Segunda Playa por su ambiente , mientras que la Tercera Playa es famosa por los arrecifes rosados que la rodean. Si te gusta el esnórquel, la Cuarta Playa te parecerá un paraíso. La Playa de los Encantos (o Quinta Playa) es más agreste y alejada, aunque hay playas aún más desiertas como Garapuá, Ponta do Curral y Pratigi, a las que se puede llegar en barco. Tampoco te pierdas las playas de Cueira, Tassimirim y Boca da Barra, famosas por su excelente gastronomía marina.

Paseos ecológicos

Los amantes de la naturaleza no dejarán de sorprenderse recorriendo toda la isla. Hay agencias que organizan excursiones de ecoturismo y aventura para disfrutar y descubrir la exuberante restinga que cubre los morros. Algunas de las principales atracciones naturales son las piscinas de Garapuá, Moreré y Boipera, ricas en vida acuática.Otras de las cosas que puedes realizar es el avistamiento de ballenas en los barcos de Baleia Jubarte, o la espectacular isla vecina de Boipera. La gran tirolesa en la Primera Playa y la vuelta a la isla en lancha son grandes clásicos de la isla, no se te olvide realizar tus reservas nada más llegar debido a la demanda que hay en ellas.

Fiestas nocturnas

Si de día la isla es un lugar relajado para toda la familia, de noche los jóvenes se apropian del lugar en interminables fiestas donde la música brasileña y las bebidas tropicales no faltan ni un segundo. Algunos optan por visitar alguno de los lindos bares de la villa,otros bailan directamente sobre la arena.

Las grandes protagonistas de la noche son las fiestas temáticas: cada día del año hay un encuentro diferente con ambientaciones bien bohemias . Los organizadores se combinan para que haya solo una fiesta por cada día, asegurando el éxito de la convocatoria. Pulsar Disco, Toca do Morcego Casino, Fantasía, Kriptonita y Flash Back son algunos de los locales sede de estas famosas fiestas, además de las que se organizan al aire libre sobre la Segunda Playa.

Construcciones históricas

Poblado por tribus indígenas milenarias y colonizado ,el Morro de Sao Paulo está lleno de tesoros que el tiempo ha dejado mezclados entre la naturaleza. Hay varios sitios históricos que son obligatorios en cualquier paseo por la isla: la Fortaleza Tapirandú, el soberbio Fuente Grande , el emblemático Farol en lo alto del morro , la elegante Iglesia Nossa Senhora da Luz  y la antigua casona donde funciona la Posada O Casarão, la primera residencia grande de la isla.

Deportes acuáticos

La variedad de playas y condiciones marítimas en el Morro permite practicar cantidad de deportes en el agua. El buceo es uno de los más fascinantes. Hay varios operadores de buceo que organizan expediciones en las playas Primera (donde está el famoso arrecife de Pedra do Moleque), Tercera y Cuarta, y en otros focos como Ponta da Pedra, Camboa Velha y Garapoa.

El surf encuentra algunos sitios interesantes y no muy conocidos, lo que asegura olas a casi entera disposición del surfista. En la Primera Playa se pueden alquilar tablas de surf. Otros puntos con buen oleaje son la Ponta da Pedra y la Cuarta Playa. La Primera Playa, además, ofrece otros deportes acuáticos como el banana boat y el wakeboat. Para practicar vela, la playa Gamboa tiene toda la infraestructura necesaria.

BUCEO EN BRASIL

Si estás disfrutando de tus vacaciones en alguna de las playas brasileras, con seguridad tienes algún sitio próximo para practicar o aprender buceo. En Brasil tienes puntos bien interesantes, de aguas claras y con accidentes geográficos que aportan variedad de escenarios, arrecifes, corales, islas de origen volcánico, cuevas submarinas, barcos hundidos y una diversa fauna marina. Ya sea que prefieras snorkel, buceo costero, de naufragios, en cavernas o buceo ecológico, en sus más de 7 mil kilómetros de costa encontrarás más de un destino para satisfacer tus gustos.

Los destinos más destacados y conocidos para bucear o “mergulhar”, como le llaman los brasileros, son el archipiélago de Fernando de Noronha, Cabo Frío y las playas sureñas de Bombas y Bombinhas. Sin embargo, para disfrutar de una buena inmersión no necesitas trasladarte del balneario donde estés vacacionando, porque casi todos los destinos del litoral cuentan con buenos puntos para sumergirse y practicar buceo.

A pesar de no ser uno de los sitios más tradicionales de buceo, aquí encontrarás cantidad de tiendas dedicadas a alquilar y vender equipos, clubes de buceo y otras tantas operadoras que imparten lecciones y organizan paseos en barco. Brasil no tiene el reconocimiento internacional que merece como destino de buceo, y sin embargo tiene playas con excelentes condiciones, de entre las mejores a nivel mundial.

Espero que sea de vuestra utilidad ,si necesitáis algo no dudéis en contactar,hasta pronto viajeros.