Esta guía de Ávila recoge otra de las ciudades más visitadas de Castilla y León,vamos a contar un poco esta ciudad.

La imagen más sorprendente de Ávila se obtiene al caer la noche. El viajero que llega a la ciudad por la carretera de Salamanca debe hacer una parada a la altura del humilladero de los Cuatro Postes, en las afueras de la ciudad, desde donde se goza de la más bella de las vistas de la ciudad amurallada.

Luego, podrás viajar a mil lugares, pero jamás se te olvidará esta ciudad mágica.

Ávila es una ciudad que sin duda resultará atractiva al visitante por sus elementos de interés.

LAS MURALLAS

Datan básicamente del siglo XI, aunque se dice que están basadas en el recinto defensivo romano. De hecho, en el tramo que va del ábside la catedral a la puerta del Alcázar, calle de San Segundo, se aprecian numerosas piedras de época romana.

En general se puede decir que es una muralla románica, pero también se pueden ver –sobre todo en las puertas  intervenciones góticas y renacentistas.

Tiene unos 2,5 kilómetros de longitud. Si el viajero quiere hacer el recorrido completo contemplará 88 torres, seis puertas, tres portillos, y algún añadido palaciego, el ábside de la catedral y una humilde espadaña que coronan –como muchas de la zona las cigüeñas.

Tiene forma rectangular, con sus lados norte y sur más largos que los otros dos. Sus puertas más airosas están en el frente este. Una es la del Alcázar, llamada así porque era el acceso a la fortaleza que ocupaba aquella esquina de la ciudad murada. La otra gran puerta es la de San Vicente.

La mejor vista de las murallas se tiene tras dejar la ciudad por el puente sobre el Adaja y dirigirse unos 300 metros, en dirección a Salamanca, hasta el crucero de los Cuatro Postes.

La Catedral

El más poderoso de los templos de Ávila es la catedral,imprescindible en tu guía de Ávila, iniciada en el siglo XII, y continuada en el incipiente gótico de aquella temprana época.

Desde el exterior tiene el inconfundible aire de fortaleza y escasa referencia religiosa, de tal forma que el propio edificio se inserta en las mismas murallas.

La portada principal, reedificada en el siglo XVII, es insulsa. Más interés tiene la puerta norte o de los apóstoles, del siglo XIII, y que ocupó, hasta el siglo XV, un lugar en la portada occidental.

Asombra también en el interior la robustez constructiva. El retablo de la capilla mayor tiene pinturas de Berruguete y Juan de Borgoña.. Tras el altar mayor está el célebre Sepulcro de El Tostado, excelente panteón de alabastro de un obispo escritor abulense. Es obra de Vasco de la Zarza.

En el museo de la catedral hay orfebrería, una custodia de Juan de Arfe y algunas pinturas, entre ellas un Greco.

En la zona del claustro está enterrado, entre otros, Claudio Sánchez Albornoz, destacado historiador español, que vivió la mayor parte de su vida exiliado en Buenos Aires y que regresó a morir a su tierra natal.

Convento Santa Teresa

El convento fue edificado básicamente el siglo XVII, sobre el mismo solar donde nació esta conocida santa. La iglesia es de trazos barrocos, y en su interior recoge obras de Gregorio Fernández.

Bajo la misma iglesia se halla un museo dedicado a Santa Teresa, donde se muestran distintos aspectos de la vida de ésta y de la propia congregación que fundó. No es este el único museo de esta temática. El Convento de San José alberga otro con abundantes recuerdos.

En realidad hay otra abundante serie de edificios que recuerdan a la santa abulense, entre ellos la iglesia de San Juan, donde se conserva la pila donde fue bautizada; el convento de Nuestra Señora de Gracia, donde aquella inició su vida retirada, y el de la Encarnación, donde Santa Teresa vivió durante 29 años, y donde San Juan de la Cruz estuvo de confesor.Es imprescindible en tu guía de Ávila.

Los Palacios

La mansión de los Velada es un magnífico palacio renacentista situado cerca de la catedral, que tiene una bella portada y un excelente patio.
El palacio de Valderrábanos es del siglo XV y tiene también una bella portada y un torreón. Al igual que el anterior ha sido transformado en hotel.

No muy lejos está la mansión de los Deanes, renacentista, con terminación barroca, donde se ubica el Museo Provincial, con excelente material de la prehistoria el siglo XIX.

Pero a lo largo de toda la geografía local se pueden ver magníficas mansiones, principalmente renacentistas: los Águila, los Verdugo, los Polentinos, de Benavites, los Almarza, los Dávila, los Núñez Vela, los Deanes, Bracamonte, etc.

RESTAURANTES EN GUÍA DE ÁVILA

Taberna de los Verdugo

C/ Lopez Nuñez 6, 05001 Ávila, España +34 920 22 24 98

La calidad de la carne es más que excelente y el precio razonable. Las tapas también están buenísimas. También resaltar la amabilidad del personal tanto del restaurante como del bar.Una maravilla si visitas esta ciudad.

El Molino de la Losa

Calle Bajada de la Losa, 12, 05002 Ávila, España 920211101

El sitio tiene su punto de encanto, ya que como su propio nombre indica era un antiguo Molino a la orilla del río. Tiene una decoración rústica con diversa maquinaria de la época que le da un toque interesante. El sitio no es barato precisamente, pero es de esos sitios donde pagas agusto por el servicio y calidad que te dan. Los camareros se nota que son profesionales y educados, y eso siempre se agradece. Nuestra comida salió por unos 100€ para los dos.El único pero que le pondría es que no quedé muy contento con el chuletón. Estaba bueno, sí, pero tenía un punto fuerte de carbón que le daba un toque un tanto extraño. Pero vamos, en general un sitio muy recomendable.

Espero que esta guía de Ávila sea de vuestra utilidad y conozcas esta ciudad que tiene un encanto especial,hasta pronto viajeros.